Entradas con la etiqueta ‘matilde cherner’

Matilde Cherner y Hernández (Evoaçoes do Douro p.8)

En la publicación semanal “Revista del Círculo Agrario salmantino” [1] de la 3ª semana de agosto de 1880 aparece publicada una pequeña biografía suya con motivo de su trágica muerte:

“Matilde Cherner

Acabamos de leer en los periódicos de Madrid la noticia de su muerte.Dios haya recogido su alma. Era la jóven de esta provincia.

No sabemos en este momento, si nacida en Salamanca, si en Aldeadávila de la Rivera, de donde su madre procedia.Su padre, D. Juan José Cherner[2], fue procurador de este Juzgado, y persona en todos conceptos estimable. Estaba encantado de las aptitudes de su hija, y de la vocación á la literatura desde sus tempranos años. Aquí[3] se ensayó en la novela, sin que lograra, por diferentes causas, ver publicada la primera que escribió.

Muertos sus padres, y enajenado su pequeño patrionio, se trasladó a Madrid, dónde hizo relaciones con literatos y peiodistas, y publicó diferentes artículos y alguna obra bajo el pseudónimo de Rafael Luna, mereciendo su preferencia los asuntos relacionados con Salamanca, y las costumbres de los habitantes de la ciudad y el campo.

Uno de sus primeros trabajos fue sobre D. Manuel Doyagüe, músico insigne de esta Catedral, á quien atribuyó caprichosamente amores en su juventud con una novicia del convento de las Úrsulas, dato inexacto que algunos tomaron por lo serio, y cierto periódico reprodujo, á propósito del insigne maestro de capilla.

A parte de esto, que por entonces se censuró no poco, Matilde era una escritora distinguida. Hace muy corto tiempo que un amigo nuestro la escribió por conducto del periódico La Epoca, pidiéndola antecedentes para su biografía, en una obra que ha de ver la luz pública. Nos asociamos al sentimiento de que se hace intérprete la prensa de Madrid”.  

 

La Aldeadávila anterior a la Guerra contra los franceses (1808-1812) se puede ver en algunas colagas abandonadas de Aldeadávila

La Aldeadávila anterior a la Guerra contra los franceses (1808-1812) se puede ver en algunas colagas abandonadas de Aldeadávila

 

La Aldeadávila Borbónica de fines del s.XVIII

La Aldeadávila Borbónica de fines del s.XVIII

   

 Copia de callejon de Cilla  

 


[1] “Revista del Círculo agrario salmantino”, nº 367, sábado 21 de agosto de 1880. Salamanca. 

[2] Juan José Cherner Luna.

[3] En Salamanca capital.

Evocaciones del río Duero (Evocaçoes do Douro 4)

“LAMENTOS DE UN PRESO”

Poesía en cuartetos irregulares escrita por Matilde Cherner y Hernández, y dedicada al preso ROQUE BÁRCIA.

Aparece publicada en “La Ilustración Republicana Federal” , año I, Nº10, de 20 agosto de 1871.

Matilde Cherner, que publica parte de su obra con el pseudónimo de Rafael Luna, nace en Aldeadávila de la Ribera en 1833 -año en que comienza la Desamortización del convento de La Verde, y muere en Madrid en 1880. es una pensadora y escritora adelanta a su época, por la temática que emplea, y la defensa de los derec hos y la igualdad de la mujer.

Existen trabajos de investigación de Pura Fernández.

“1 En esas noches de calma

que límpido el firmamento

brilla, y el callado viento

ni un átomo hace mover:

2 Y la luna suspendida

en la bóveda azulada

ve ante su luz argentada

los astros palidecer:

3 ¡Cuántas veces mi alma errante

creyó vagar por la orilla

de aquel rio resonante

que mi niñez arrulló;

4 Y la brisa perfumada

que penetraba mis rejas,

su campiña y su enramada,

¡cuántas veces me mintió!

5 Y cuando buscaba ansioso

en alas de mi locura

de las aguas la frescura

para refrescar mi sien,

6 De mi triste calabozo

con los muros tropezaba..

¡Y en mi delirio soñaba

con aquel perido bien!

NOTA: Se está refiriendo al vergel del Convento de La Verde, y su huerto mediterráneo ciudado por los monjes franciscanos de las ördenes menores, junto al río Duero y el actual emplazamiento de la Presa de Aldeadávila.

La Peña de Santa Marina, capilla donde la leyenda dice que se abrió la peña para proteger a la doncella Marina

La Peña de Santa Marina, capilla donde la leyenda dice que se abrió la peña para proteger a la doncella Marina

7 Solo, triste, encarcelado,

víctima de la injusticia,

de mi cerebro exaltado

sufrí el cruento dolor,

8 Y entre la lóbrega sombra

de mi prisión olvidada,

veía en llanto anegada

á la prenda de mi amor.

9 De la noche en el silencio

llegaban á mis oidos

los angustiosos gemidos

de la triste humanidad;

10 Y mi alma se indignaba,

y mi dolor se acrecia,

y mi pecho se oprimia

ante tan cruda impiedad.

11 Sufre el hombre, que es mi hermano,

y su dolor no me oprime;

el pobre huérfano gime

y no alivio su dolor.

12 Y esta ley que veneramos,

que el mismo Dios nos impuso,

al eludirla ¡aun osamos

apellidar ley de amor!

13 A dolorosas prisiones

por amarla me condenan;

por amarla me encadenan,

por amar la libertad.

Detalle de la capilla de Santa Marina en La Verde. Poblado del Salto de Aldeadávila

Detalle de la capilla de Santa Marina en La Verde. Poblado del Salto de Aldeadávila

14 Sufre el cuerpo aprisionado,

mas vuela mi pensamiento

libre, como el raudo viento

que anuncia la tempestad.

15 ¿Ahogarán estas paredes

de mi pecho los gemidos?

¿apagarán los latidos

de mi ardiente corazón

16 ¿Harán que al poder me humille?

¿que la fuerza me avasalle?

¿que ante la injusticia calle?

¿que autorice la traicion?

17 ¿Extinguirán en mi alma

del amor la llama ardiente?

¿harán que acate mi mente

los excesos del poder?

18 ¿Apagarán de mi pecho

el amor á mis hermanos?

¿de mi calabozo estrecho

el horror me ha de vencer?

19 ¡Jamás! ¡Jamás! Y si un dia

recobro mi libertad,

cual un tiempo, la verdad

á los hombres haré oir;

20 Mas si en este calabozo

he de hallar mi sepultura,

ya verán con qué bravura

sabe el honrado oir.

Es este estilo trágico de la vida, este romanticismo angustioso de la propia Matilde Cherner el que se ve reflejado en los barrotes de este preso, colega suyo. Es este anuncio trágico, la premonición del fin de su vida, angustiada por la política, y se dice que también por un desengaño amoroso el que le llevará 9 años después a la muerte, aún jove.

En la otra orilla, también el escritor y pensador Trindade Coelho -MOGADOURO- moriría desesperanzado, también encontramos en su obra símiles en la actitud ante la vida.

Curiosidades y expresiones del s.XIX en Las Arribes salmantinas

Hilanderas en el Toral denominado: "Rincón de Matilde Cherner". Este rincón de Aldeadávila se mantiene intacto desde 1818

Hilanderas en el Toral denominado: "Rincón de Matilde Cherner". Este rincón de Aldeadávila se mantiene intacto desde 1818

Recientemente nos hemos encontrado con cuentos y pequeñas novelas del siglo XIX, cuya trama se desarrolla en las Arribes salmantinas.

Una de ellas es “El Salto del Gitano” escrita por el periodista ZEDA en 1890, y que se desarrolla en las Arribes de Aldeadávila y Mieza.

Anterior en el tiempo es: “La venganza” escrita hacia 1860 por Robustiana Armiño y Matilde Cherner, y que aparece publicada en la colección “Fotografías sociales”. La acción transcurre entre La Fregeneda y Aldeadávila, así como una aldea que no se cita por su nombre. En esta pequeña novela encontramos multitud de anécdotas y giros propios de nuestra tierra, y que algunas de las más ancianas de nuestros pueblos todavía llegaron a escuchar.

Así, hablando del cepillo de la iglesia de Aldeadávila, a mediados del siglo XIX podía comentar, y de hecho se dice que era comentario suyo:

“a Liborio… parecia que las niñas de los ojos se le tornaban hácia adentro, como dice el señor cura de Aldea Dávila que se les tornaban á los monederos falsos”

Os paso algunas expresiones habituales, y costumbre comunes de nuestros bisabuelos:

  • Un anciano labrador con mucho dinero, podía usar el estanco del pueblo para jugar a la brisca o al truquiflor, gastando en apuestas importantes cantidades de dinero, y regado con “copillas de anisete”. 
  • El estanco, podía ser usado también para reuniones de Comadres -no es necesario explicar a que se dedicaban-, para concertar matrimonios, hacer negocios, étc.
  • En las familias bien acomodadas, lo habitual en las muchachas era que a los 16 años ya estuvieran casadas…
  • La dote de una doncella casadera rica podía ser ” once mil reales en onzas de oro peluconas”
  • Eran frecuentes rogativas a San Antonio y a las Ánimas Benditas para las misiones imposibles…
  • “Oír con espanto de boca…”. Una muchacha a la que se mima y cuida mucho: “se ve cuidada a qué quieres boca…”
  • Cuando una persona quería o apreciaba mucho a otra: “Ve el sol por las espaldas de la niña”…

 

MATILDE CHERNER Y HERNÁNDEZ: Los derechos de la mujer del siglo XIX

La tierra de las Arribes ha dado brillantes escritores: Alfonso Hernández Catá, Alejandro Gallego Martín y 50 años antes MATILDE CHERNER Y HERNÁNDEZ.
Todos ellos nacen en el siglo XIX, un siglo fructífero, que bien podríamos definir como el de la plena asunción en La Ribera de las ideas de la Ilustración.
Mujer cogiendo agua de una fuente

Mujer cogiendo agua de una fuente

La semana pasada, leyendo una crítica literarias sobre el Quijote: “Las mujeres del Quijote y la crítica” de Isabel Navas Ocaña mi sorpresa fue grande: Nada más y nada menos que la brillante escritora Matilde Cherner había naccido en Aldeadávila, el día 13 de marzo de 1833.

La biografía de Matilde ha sido poco estudiada, se sabe que pasó su infancia en tierras de Aldeadávila, y de la capital Salamanca, y que desarrolló la mayor parte de su producción literaria y periodística en Madrid, agrupándose con los ambientes liberales y republicanos. Aquejada de frecuentes enfermedades, murió joven, con 47 años en Madrid, el día 16 de agosto de 1880.
No fue totalmente conocida su obra en vida, quizás por sus ideas avanzadas, pero hoy en día hay un desmedido interés en su estudio por parte de investigadoras como: Isabel Navas Ocaña, María de los Ángeles Rodríguez Sánchez, María del Carmen Simón Palmer, y Pura Fernández.
 
la esposa de un federal p9
la esposa de un federal p10

MATILDE CHERNER Y HERNÁNDEZ: Los derechos de la mujer siglo XIX (2ª parte)

Calle Pozo 1816

Calle Pozo 1816

De la época en que nació MATILDE CHERNER Y HERNÁNDEZ en Aldeadávila, época de la 1ª guerra carlista data el primer tramo de la Calle Poza, una vez libradas lo que fueron las antiguas cercas, y probablemente la apertura total de la calle Maderos.

Estas fotos que os envío son de la calle Poza, de 1816, calles por las que corría Matilde, y que vivieron una época en la que se preveía la fundación del Partido Judicial de La Rivera. Esperemos que la piqueta constructora no derribe estos edificios históricos, y que se mantenga lo principal de su estructura y fachada, si queremos una Aldeadávila que conserve sus símbolos.

 

Volviendo al tema de Matilde Cherner, se dedicó a todos los estilos literarios: poesía ( La Mendiga, Romancero Federal, A la Torre del Clavel, A Salamanca), colaboró con diversas revistas:

Calle Pozo Siglo XVII

Calle Pozo fin siglo XVIII

“El Federal salmantino”, “La Ilustración de la mujer” bajo el seudónimo , muchas veces, de Rafael Luna, realizó brillantes críticas literarias: El Quijote, interpretación, y fue una brillante novelista:

  1. María Magdalena
  2. La probidad
  3. La cava
  4. Don juan de Austria
  5. Ocaso y Aurora.
"El Rincón de Matilde Cherner" 1816, ALDEADÁVILA (ARRIBES de SALAMANCA)

"El Rincón de Matilde Cherner" 1816, ALDEADÁVILA (ARRIBES de SALAMANCA)

Sponsors
Archivo
ARRIBES Descargas con e-Book
Cultura y patrimonio de las Arribes
Revistas técnicas
Search
Encuentas

puedes votar en LOS MIRADORES de las ARRIBES. SALAMANCA

View Results

Loading ... Loading ...
Categories
Vídeo Turístico
Al final del Vídeo, el cañón de las Arribes con el barco de Aldeadávila al fondo.